LEY DE SOCIEDADES PROFESIONALES

SOCIEDADES PROFESIONALES


20/10/2016. XXIII CONGRESO NACIONAL DE DERECHO SANITARIO / TALLER DE TRABAJO DE LA F.D.E. / SOCIEDADES PROFESIONALES. CONTRATACIÓN Y CUESTIONES EN EL ÁMBITO PROFESIONAL ODONTOLÓGICO. Intervención del Presidente del Consejo General.


08/05/2009. Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia con relación a Sociedades Profesionales. Se había planteado un conflicto con la puesta en práctica de la Ley 2/2007 de Sociedades Profesionales, motivado por la dispar interpretación de un notario y un registrador mercantil, en Valencia, que había dado como resultado una Resolución de la Dirección General de Registros y Notariado que abrió la puerta a que se pudieran constituir sociedades mercantiles que tuvieran como objeto social actividades profesionales al margen de la Ley 2/2007, constituyéndose como sociedades de intermediación. La Audiencia Provincial de Valencia, en una SENTENCIA notificada el pasado día 4 de mayo, ha declarado nula dicha resolución, poniendo freno a ciertas voluntades contrarias a la misma. La sentencia impone, a la sociedad mercantil en cuestión, constituirse como sociedad profesional, en contra del criterio seguido por la Dirección General de Registros y Notariado.


28/01/2009. Resolución de la Dirección General de los Registros y del Notariado en la que se establece que “una sociedad con un objeto social amplio de asesoramiento, gestión, administración, etc., en todas las ramas del Derecho, no tiene por qué  adaptarse a la LSP y, por tanto, se puede inscribir en el Registro Mercantil”. De esta forma, el Ministerio de Justicia mantiene su tesis más flexible para la inscripción en dicho Registro de las sociedades que desempeñan actividades profesionales pero que no se hayan adaptado a la LSP. Esta tesis entra en colisión, a nuestro juicio, con la literalidad del texto legal, según el cual en su disposición transitoria primera, todas las sociedades anteriores que se hayan incursas en la definición dada en el art. 1 debian convertirse en sociedad profesional, mientras que con la interpretación del Ministerio podrían mantenerse en su situación antigua. (Resolución). (Nota Prensa Unión Profesional 13/02/2009). (Resolución nula por sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia de 08/05/2009).


Circular a Colegiados. 13 de Marzo de 2008.


Normativa aplicable:

Ley 2/2007, de 15 de marzo, de sociedades profesionales (Texto Consolidado 23/12/2009).

Real Decreto 1131/2007, de 31 de agosto, por el que se fija la reducción de los derechos arancelarios de los notarios y de los registradores mercantiles contenida en la disposición transitoria tercera de la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de sociedades profesionales

Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio (Ley Ómnibus).


COLEGIO OFICIAL DE DENTISTAS DE CÁDIZ:

- Constitución y Reglamento del Registro de Sociedades Profesionales del Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz.

- Impreso de Solicitud de Inscripción en el Registro de Sociedades Profesionales del Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz.


Resumen de fechas:

- Publicación en el BOE: 16 de marzo de 2007.
- Entrada en vigor: 16 de junio de 2007.
- Límite para la creación de los Registros de Sociedades Profesionales en los Colegios: 16 de marzo de 2008.
- Límite para la adaptación de las sociedades constituidas con antelación: 16 de junio de 2008.
- Límite para la disolución de las sociedades existentes no adaptadas: 16 de diciembre de 2008.


Resumen de la Normativa:

La entrada en vigor de la Ley 2/2007, de 15 de Marzo, de Sociedades Profesionales, se produjo el 16 de junio de 2007.

De acuerdo con su Exposición de Motivos, viene a regular por primera vez el régimen de este tipo de sociedades, con la finalidad de ofrecer seguridad jurídica tanto a estas sociedades como a sus clientes.

 

ARTICULADO DE LA LEY:

1.- SOCIEDAD PROFESIONAL. CARACTERES.

Son sociedades profesionales aquellas que tienen por objeto social el ejercicio en común de actividades profesionales. Éste será su único objeto social, si bien pueden realizar diversas actividades profesionales, siempre que no estén declaradas incompatibles entre sí por norma de rango legal o reglamentario.

Actividad profesional es aquella que requiere titulación universitaria oficial o titulación profesional que exija previa titulación universitaria oficial, e inscripción en el respectivo Colegio Profesional.

El ejercicio en común concurre cuando los actos de la actividad profesional se realizan bajo la razón o denominación social y se atribuyen a la sociedad los derechos y obligaciones propios del negocio jurídico establecido con el cliente.

Se aplica el régimen de responsabilidad de esta Ley a aquellos profesionales que sin adoptar forma societaria profesional desarrollan colectivamente una actividad profesional. (D.A. Segunda)

a) Se presume el ejercicio colectivo si varios profesionales actúan públicamente bajo una denominación común o colectiva o emiten documentos, facturas o equivalentes bajo dicha denominación.

b) Si su actuación no se realiza bajo ninguna forma societaria, los profesionales responden solidariamente de las deudas y responsabilidades derivadas de la actividad profesional.

Pueden tener cualquier forma societaria, debiendo cumplir con los requisitos de la forma elegida, además de cumplir con los previstos en esta Ley 2/2007.

En su denominación social siempre debe aparecer la mención "profesional" o la abreviatura "p" con la que serán identificadas, a continuación de la denominación propia de la forma societaria elegida para su actuación.

Le resulta aplicable la Ley 2/2007, y supletoriamente, la normativa correspondiente a la forma social adoptada.

2.- COMPOSICIÓN.

Pueden estar formadas por socios profesionales y socios no profesionales.

2.1 Son socios profesionales:

a) Las personas físicas que, reuniendo los requisitos para el ejercicio de la actividad profesional objeto social de la sociedad, ejerzan su actividad en el seno de la sociedad profesional,

b) Las sociedades profesionales debidamente inscritas en los colegios profesionales que participen en otra sociedad profesional

c) Siempre y cuando:

- No incurran en causa de incompatibilidad o se hallen inhabilitadas judicial o corporativamente para el ejercicio de la profesión.

- Estén colegiados en el Colegio profesional correspondiente.

2.2 Los socios profesionales deben reunir mayoría de las tres cuartas partes :

- Del capital y los derechos de voto.

- En sociedades no capitalistas, del patrimonio social y del número de socios.

- De los miembros de órganos de administración. Si fuesen unipersonales o existiesen consejeros delegados, esta función debe realizarla necesariamente un socio profesional.

- El incumplimiento sobrevenido de estas mayorías supone causa de disolución obligatoria, si en el plazo de tres meses no se regulariza la situación.

- Los socios profesionales únicamente pueden atribuir representación para actuar en los órganos sociales a otro socio profesional.

3.- CONSTITUCIÓN DE LA SOCIEDAD PROFESIONAL.

La denominación social puede ser objetiva o subjetiva (de acuerdo con el art. 6).

El contrato de sociedad profesional requiere escritura pública, en la que debe constar:

- La condición de socio profesional o no de sus otorgantes

- El colegio profesional al que pertenecen, y número de colegiado, en su caso, acreditado mediante el correspondiente certificado colegial.

- Actividad profesional que constituye el objeto social

- Identificación de los administradores y representantes, indicando si son o no socios profesionales.

El contrato de sociedad profesional debe inscribirse:

- En el Registro Mercantil, conforme a la forma societaria elegida

- En el Registro de Sociedades Profesionales del Colegio profesional que corresponda a su domicilio.

- Se prevé la creación de un portal de Internet con acceso público, gratuito y permanente para dar publicidad al contenido de la hoja abierta a cada sociedad profesional en estos Registros. Las CCAA pueden crear portales similares.

4.- DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD PROFESIONAL.

4.1  Régimen disciplinario.

- Las causas de incompatibilidad e inhabilitación para el ejercicio de la profesión de un socio se extienden a la sociedad y a los socios, salvo exclusión del socio afectado.

- La aplicación del régimen disciplinario propio de la actividad profesional de que se trate no afecta al ejercicio de la misma por parte de la sociedad.

- A la sociedad se le aplica el régimen disciplinario propio de la actividad profesional.

- El cliente y la sociedad pueden acordar que se identifique antes del inicio de la actividad profesional al profesional o profesionales que vayan a realizar el servicio.

4.2  Participación en beneficios y pérdidas.

Se pueden fijar criterios de reparto en el contrato social; en su defecto, se imputarán pérdidas y ganancias en proporción a la participación de cada socio en el capital social.

Los sistemas de reparto pueden establecerse en atención a la aportación de cada socio a la buena marcha de la sociedad, debiendo:

- Fijarse los criterios de reparto cuantitativos y cualitativos en el contrato social

- Aprobarse el reparto final en junta o asamblea de socios de acuerdo con lo dispuesto en el contrato social, que exigirá como mínimo mayoría absoluta.

4.3. Responsabilidad patrimonial.

Responden de las deudas sociales la sociedad con todo su patrimonio y los socios de acuerdo con la forma social elegida, salvo de las derivadas de actos profesionales, que responderán solidariamente sociedad y socios que realicen el servicio, según las reglas generales.

Es obligatoria la suscripción de un seguro de responsabilidad por la actividad objeto social de la sociedad profesional, sean o no socios que intervengan en la realización del servicio del que deriva la responsabilidad.

4.4. Transmisión o pérdida de la condición de socio profesional.

La condición de socio profesional es intransmisible , salvo consentimiento de todos los socios, o por acuerdo de la mayoría de los socios si así se ha previsto en el contrato social.

Un socio profesional puede separarse de la sociedad profesional:

a) En cualquier momento, si se trata de una sociedad constituida de forma indefinida, siempre que el socio actúe de buena fe, produciendo efectos la separación desde la notificación.

b) Si la sociedad se ha constituido por tiempo determinado, la separación sólo cabe por las causas pactadas o las previstas en la legislación mercantil para la forma social elegida.

Debe excluirse a un socio profesional que haya sido inhabilitado y puede excluirse a aquellos que incurran en una causa prevista en el contrato social, infrinjan sus deberes con la sociedad o los deontológicos, perturbe su buen funcionamiento o sufra una incapacidad permanente. Requiere acuerdo motivado de la junta general o asamblea de socios, adoptado por mayoría del capital y de derechos de voto de los socios profesionales.

La separación o exclusión no supone el cese de la responsabilidad en que pueda haber incurrido el socio profesional de acuerdo con esta Ley.

En caso de muerte de un socio o transmisión forzosa entre vivos , se puede pactar que las participaciones del fallecido o transmitidas forzosamente no se transmitan a sus sucesores al transmitido, siempre que exista consentimiento de los socios, o acuerdo de la mayoría de los socios si está previsto en el contrato social, y se abona la cuota de liquidación correspondiente.

c) En estos supuestos, la cuota de liquidación puede valorarse de acuerdo con los criterios señalados en el contrato social; las participaciones se amortizan salvo que se adquieran por otros socios, la propia sociedad o un tercero, de conformidad a las normas legales o contractuales o consentimiento expreso de todos los socios profesionales.

d) Se establecen normas especiales para las sociedades de capitales (art. 17), respecto a:

- En las sociedades por acciones, éstas deben ser nominativas.

- Se establecen reglas para los aumentos de capital, en especial la exclusión del derecho de suscripción preferente que tengan como finalidad la promoción profesional, salvo disposición en contra en el contrato social

- La reducción de capital puede utilizarse para ajustar la carrera profesional de los socios, de acuerdo con lo dispuesto en el contrato social.

- La sociedad puede adquirir (en las transmisiones forzosas intervivos art. 15.2) sus acciones o participaciones con cargo a beneficios distribuibles o reservas disponibles. Estas deben ser amortizadas si no son enajenadas en el plazo de un año.

- Las acciones y participaciones de socios profesionales llevan aparejadas la obligación de realizar prestaciones accesorias relativas a la actividad profesional que constituya su objeto social.

e) Los conflictos surgidos entre socios, administradores y sociedad pueden ser sometidas a arbitraje si así se prevé en el contrato social.

5.- NORMAS TRANSITORIAS Y OTRAS DISPOSICIONES.

Se establecen como normas transitorias:

1) respecto a la inscripción de estas sociedades profesionales:

- Las sociedades constituidas antes de la entrada en vigor de la Ley disponen de un plazo de un año a partir de la vigencia de la misma (hasta el 16 de junio de 2008) para otorgar la escritura pública de adaptación a la nueva ley y solicitar la inscripción en el Registro Mercantil.

- Con posterioridad, sólo se admitirán determinadas anotaciones registrales.

- Transcurridos dieciocho meses (16 de diciembre de 2008) sin realizar la adaptación, quedarán disueltas de pleno derecho las sociedades preexistentes a la Ley.

- Respecto al Registro de Sociedades Profesionales, los colegios profesionales tienen nueve meses desde la entrada en vigor de la Ley para crear este registro, debiendo inscribirse las sociedades constituidas con anterioridad en el plazo máximo de un año desde su constitución.

- Los actos y documentación necesarios para la inscripción de las sociedades que deban adaptarse a esta Ley quedan exentos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas en su modalidad deActos Jurídicos Documentados y Operaciones Societarias , así como la reducción que se apruebe para los aranceles notariales y de los registradores mercantiles, durante el plazo de un año (hasta el 16 de junio de 2008)

2) respecto al régimen de incompatibilidades para el ejercicio de actividades profesionales, se mantiene la vigencia de las normas actualmente aplicables, en espera del Real Decreto que lo regule.

Se prevé la elaboración de disposiciones de aplicación y desarrollo de esta  ley.