Un poco de historia

El Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz representa actualmente y de forma oficial a los dentistas de la provincia de Cádiz.

Desde 1988 y con un apoyo masivo de la colegiación en las legislaturas transcurridas, la labor frente al mismo de la Junta de Gobierno presidida por el Dr. Rodríguez Brioso ha sido reconocida en multitud de ocasiones por sus importantes logros, convirtiéndose en el primer Presidente en la historia del mismo tras la promulgación del Decreto 150/1998, de 14 de julio, por el que el citado Colegio se segregaba del de la IV Región (que agrupaba hasta la fecha a las cuatro provincias de Andalucía occidental) y adquiriera personalidad jurídica propia e independiente tras largos años de lucha y reivindicación, periodo en el que igualmente se ha venido logrando una impresionante labor contra el intrusismo profesional, con pautas de actuación tomadas como modelo a nivel nacional.

Pero si importante ha sido esta constante lucha por la defensa de la dignidad profesional de los dentistas gaditanos, no lo ha sido menos la llevada a cabo en el campo de la formación de estos profesionales. Los cursos de Formación Continuada, de diversas materias relacionadas con la Odonto-estomatología, organizados por este Colegio Oficial poseen actualmente un reconocido prestigio a nivel nacional por sus dictantes, contenidos y organización, acogiendo siempre una masiva afluencia de Odonto-estomatólogos de nuestra provincia y de otros puntos de España.

En esta etapa como Colegio totalmente independiente, nuevamente expresamos unas palabras de respeto, agradecimiento y consideración a todos y cada uno de los anteriores Presidentes y Juntas de Gobierno que precedieron nuestra labor frente al mismo.

A los que se fueron, el sincero recuerdo a su memoria, a los que aún permanecen, decirles que ellos abonaron el camino que nosotros hemos terminado de recorrer. Nos toca agradecer y reconocer los méritos del pasado y probablemente, traerles un canto de esperanza para el futuro.

A los Dres. D. Enrique Azagra Rodríguez, D. Joaquín Velázquez Repeto y D. Gonzalo de Laa García, nuestra más alta consideración envuelta en sinceros sentimientos de profunda admiración.